el sepe da prioridad al colectivo lgtbi

SEPE y el colectivo LGTBI entérate de si recibe prioridad como grupo vulnerable

Este martes, el Ministerio de Igualdad ha declarado su desconocimiento acerca del procedimiento que permitirá a las personas LGTBI ser reconocidas como parte de los grupos con atención prioritaria en el proyecto de ley de empleo que está siendo debatido en el parlamento.

Discriminación a personas LGTBI

La Federación Estatal LGTBI+, en referencia a la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), revela que en España el desempleo afecta al 22% de las personas trans. Este porcentaje se incrementa al 33% al enfocarnos en las mujeres trans.

En cuanto a las dificultades económicas, un 53% de las personas trans en España enfrenta problemas para llegar a fin de mes. Además, durante el proceso de búsqueda de empleo, un 42% ha experimentado discriminación en el trabajo o en la búsqueda de empleo (un 77% en el caso de las mujeres trans).

Sin focalizarse en las personas trans, el informe de la FRA indica que en España un 40% de las personas LGTBI tiene dificultades económicas y un 21% ha sufrido discriminación en el ámbito laboral o en la búsqueda de empleo.

Discriminación positiva

Se ha tomado esta medida para eliminar la desigualdad que enfrentan las personas LGTBI en el ámbito laboral. Según una investigación realizada por UGT, la orientación sexual de la mayoría de estas personas ha sido un obstáculo en su búsqueda de empleo. Sin embargo, se plantean posibles complicaciones legales con la inclusión de esta figura en la nueva ley.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha establecido claramente en varias ocasiones que no se puede discriminar a alguien por su orientación sexual. Sin embargo, estos fallos podrían ir en contra del objetivo de la ley, ya que no permitiría la discriminación positiva que el Gobierno desea incluir en la normativa.

Además, la ley también enfrenta un dilema con respecto a la inclusión de la orientación sexual en documentos públicos en España. Por un lado, se considera información privada que puede llevar a la discriminación mencionada anteriormente. Y por otro lado, la ley podría enfrentar un desafío constitucional al no poder demostrar la orientación sexual de una persona.

Comentarios

Libertad de elección limitada. En el órgano de gobierno para la igualdad, existe una comprensión limitada del verdadero significado de igualdad. Pareciera que al final tendremos que cambiar nuestra identidad en documentos oficiales o algo por el estilo, para obtener los beneficios que solo se otorgan a una parte de la población.

La Ley de Empleo

La reciente normativa de trabajo aprobada por las autoridades gubernamentales el 28 de febrero de 2023 y vigente desde el pasado 1 de marzo ha incorporado dentro de la etiqueta de prioridad en busca de empleo a individuos LGTBI, según lo establecido en el artículo 50.

En esta clasificación también quedan comprendidos aquellos con discapacidades, mujeres que hayan sufrido violencia de género, y personas con dependencia a sustancias, entre otros. Esta medida no busca darles preferencia a la hora de conseguir empleo, sino facilitar su acceso a programas de empleabilidad a través de, por ejemplo, capacitaciones profesionales que les permitan adquirir habilidades laborales.

Cabe mencionar que esta categoría ya existía en la Ley de Empleo aprobada en 2015, en su artículo 30 que dispone la responsabilidad del gobierno y las comunidades autónomas de implementar "programas específicos para impulsar el empleo de aquellos con dificultades de integración en el mercado laboral".

Los modos de alcanzar tales beneficios

Para acceder a estas ventajas, es necesario que las personas apliquen al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y se registren como parte de un colectivo. Sin embargo, lo más polémico es que el proceso se basará en la "buena voluntad" de las personas que se identifiquen como parte de ese colectivo.

El problema radica en que ningún documento público puede incluir la orientación sexual de un ciudadano, ya que es información privada y no se puede demostrar. Esta medida busca acabar con la desigualdad que las personas LGBTI enfrentan en el campo laboral. Según una encuesta realizada por UGT, el 90% de las personas LGBTI han considerado que su orientación sexual ha sido un obstáculo en la búsqueda de empleo.

Además, el 75% de los encuestados reportó haber sido víctima de agresiones verbales debido a su orientación sexual, mientras que el 80% de las personas trans se encuentran desempleadas. "La idea es desarrollar planes de empleo personalizados y adaptados a cada individuo, que combinen diversas medidas y políticas para abordar adecuadamente las necesidades profesionales de las personas pertenecientes a colectivos de atención prioritaria", afirman desde la recién aprobada ley.

Los grupos de enfoque en la política laboral su importancia

Los contenidos virales se centran en el artículo 50 de la Ley de Empleo, el cual hace referencia a los grupos prioritarios para la política laboral. Específicamente, esta sección establece que "tanto el Gobierno como las comunidades autónomas deberán implementar programas específicos para fomentar el empleo de personas con dificultades para acceder y mantener un trabajo y para mejorar su empleabilidad".

En realidad, se busca facilitar el acceso a programas que mejoren la empleabilidad de estos grupos, tales como cursos de formación profesional.

Dentro del artículo 50, se incluyen varios colectivos considerados de atención prioritaria, como jóvenes con baja cualificación, personas en paro de larga duración, personas con discapacidad, migrantes, mujeres que han sufrido violencia de género, personas gitanas, personas afectadas por adicciones, víctimas del terrorismo y, en el ejemplo que nos ocupa, "personas LGTBI, en particular transexuales".

Las familias LGTBI ganan, según un estudio, un 18,69% menos al año que el resto de la población española.

Comentarios

Prohibición de reproducción sin permiso escrito:

Según el artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual, está absolutamente prohibida toda reproducción sin previa autorización escrita por parte de la empresa. Esto significa que es ilegal copiar, distribuir o utilizar de cualquier forma los contenidos sin el consentimiento expreso de la empresa.

Reserva de derechos:

De acuerdo con el artículo 33.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, la empresa declara su reserva de derechos inherentes a sus contenidos. Esto es válido tanto para la empresa en sí como para sus redactores o autores, quienes tienen los derechos de autor correspondientes. Por lo tanto, queda prohibida cualquier utilización no autorizada de los mismos.

El bulo

La reciente incorporación en el SEPE ha generado controversia en ciertos medios de comunicación, alegando que las personas LGTBI deben declarar su orientación sexual para obtener prioridad en la búsqueda de empleo. Sin embargo, esto es falso.

No existe ningún documento público que pueda certificar algo tan íntimo como la orientación sexual de cada individuo. Además, aunque se presentara una declaración jurada, esto no garantizaría una ventaja en la obtención de trabajo.

Lo único cierto es que las personas pueden, de manera voluntaria, informar al SEPE sobre su pertenencia al colectivo LGTBI, si así lo desean, para ser incluidos en programas de formación específicos que pueden ayudarles a encontrar empleo, ya que han podido enfrentar discriminación por su orientación sexual. También, en caso de pérdida de empleo debido a su orientación sexual, estas personas cuentan con una mayor protección.

Introducción: Derechos de la comunidad LGBT en España

La comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero) en España ha sido históricamente discriminada y marginada en distintos ámbitos de la sociedad. Sin embargo, en las últimas décadas, se han logrado importantes avances en materia de derechos para este colectivo.

En el año 2005, se aprobó en España el matrimonio igualitario, convirtiéndose en uno de los primeros países en el mundo en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo. Este avance significativo significó la equiparación total de derechos y obligaciones entre parejas heterosexuales y homosexuales.

Además del matrimonio, la comunidad LGBT en España también ha logrado la aprobación de leyes que amparan la identidad de género y la diversidad sexual. En 2007, se aprobó la Ley de Identidad de Género, que permite a las personas trans cambiar de nombre y sexo en sus documentos oficiales sin necesidad de aportar pruebas médicas. En 2016, se aprobó la Ley Integral para la Protección contra la Discriminación por Orientación Sexual, Identidad de Género y Expresión de Género, que establece medidas para prevenir y luchar contra la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género.

Otro gran avance en los derechos de la comunidad LGBT en España ha sido la inclusión de la diversidad afectivo-sexual en la educación. En 2016, se aprobó la Ley de Educación de la Comunidad de Madrid, que contempla la inclusión de contenidos sobre diversidad afectivo-sexual e identidad de género en los programas educativos de forma transversal.

A pesar de estos avances, aún queda mucho por hacer para garantizar la plena igualdad y el respeto a los derechos de la comunidad LGBT en España. La discriminación y la violencia por motivos de orientación sexual e identidad de género siguen presentes en nuestra sociedad y es necesario seguir trabajando en la sensibilización y la educación para erradicarlas por completo.

Análisis de la Ley LGTBI: ¿Qué incluye y cómo surgió?

La Ley de Protección Integral a las Personas Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales e Intersexuales (Ley LGTBI) ha sido aprobada recientemente en nuestro país, generando gran interés y debate en la sociedad. En este artículo, vamos a realizar un breve análisis sobre qué implica esta ley y cómo se originó.

En primer lugar, es importante resaltar que la Ley LGTBI reconoce los derechos de las personas pertenecientes a la comunidad LGTBI, garantizando su igualdad y no discriminación en todos los ámbitos. Se busca protegerlos de la discriminación por razones de orientación sexual, identidad de género y expresión de género.

Uno de los aspectos más importantes de esta ley es la creación de un registro de actos discriminatorios hacia las personas LGTBI, con el fin de combatir y prevenir este tipo de conductas. También se incluyen medidas de protección a menores LGTBI y se establece un plan de acción para promover la igualdad y la no discriminación en el ámbito educativo y laboral.

La Ley LGTBI es el resultado de un largo proceso de lucha por parte de las organizaciones de la comunidad LGTBI y de la sociedad en general. Surgió como respuesta a la necesidad de proteger y reconocer los derechos de estas personas, que durante mucho tiempo han sido discriminadas y excluidas.

Sin duda, es una medida necesaria para continuar avanzando hacia una sociedad más inclusiva y respetuosa con la diversidad. Todos tenemos la responsabilidad de garantizar su cumplimiento y promover la igualdad y la no discriminación en todos los ámbitos.

Es hora de dejar atrás la discriminación y construir un mundo donde todas las personas tengan los mismos derechos y oportunidades, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

Identidad y diversidad: Quiénes conforman el colectivo LGTBI

El acrónimo LGTBI hace referencia a la comunidad de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales. Sin embargo, muchas veces se tiende a considerar a este colectivo como homogéneo, cuando en realidad abarca una gran diversidad de identidades y experiencias.

Las identidades de género y sexuales son mucho más complejas de lo que a simple vista se percibe. No se trata solo de ser hombre o mujer, sino que existen múltiples formas de identificarse, como la no binaridad, la fluidez de género o la demisexualidad, entre otras.

Igualmente, la orientación sexual también puede ser diversa, como en el caso de las personas pansexuales, asexuales o queer. Además, estas identidades pueden estar combinadas entre sí, lo que suma aún más complejidad al tema.

Por otro lado, la diversidad del colectivo LGTBI también incluye aspectos culturales, étnicos, generacionales y socioeconómicos que influyen en las vivencias y luchas de cada individuo.

Pese a esta diversidad, todos comparten una misma necesidad de visibilización, reconocimiento y respeto por parte de la sociedad. En un mundo aún marcado por la discriminación y la violencia hacia las personas LGTBI, es fundamental entender que no hay una única forma de ser parte de este colectivo.

La inclusión y el respeto a la diversidad son valores fundamentales para una convivencia pacífica y justa en cualquier sociedad. Aceptar y celebrar la diversidad del colectivo LGTBI es una muestra de respeto hacia todas las personas que lo conforman, y un paso importante hacia la construcción de una sociedad verdaderamente inclusiva y diversa.

Conocer y comprender esta diversidad nos permitirá avanzar hacia una sociedad más tolerante y justa para todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

La lucha por la igualdad: Lo que busca el colectivo LGTBI en España

En las últimas décadas, el colectivo LGTBI ha ganado una mayor visibilidad y reconocimiento en la sociedad española. Sin embargo, la lucha por la igualdad de derechos y el respeto a la diversidad sexual y de género sigue siendo una tarea pendiente en nuestro país.

¿Qué es el colectivo LGTBI?

El término LGTBI agrupa a lesbianas, gays, bisexuales, personas trans e intersexuales, entre otras identidades y orientaciones sexuales. Este colectivo ha sido históricamente discriminado y marginado, sufriendo violencia y desigualdad en diferentes ámbitos de la sociedad.

Avances en la lucha por la igualdad

En España, desde la aprobación de la Ley de Identidad de Género y la Ley de Matrimonio Igualitario en 2005 y 2006 respectivamente, se han dado importantes avances en materia de derechos LGTBI.

Estas leyes reconocen el derecho a la identidad de género y a contraer matrimonio a personas del mismo sexo, así como la no discriminación por orientación sexual y de género en el ámbito laboral, educativo y de acceso a bienes y servicios.

Pero a pesar de estos avances, aún quedan muchos desafíos pendientes para alcanzar una verdadera igualdad para el colectivo LGTBI en España.

Lo que busca el colectivo LGTBI

Entre las principales reivindicaciones del colectivo LGTBI en nuestro país, se encuentran:

  • Una ley integral de igualdad: que incluya medidas específicas para garantizar la igualdad y el respeto a la diversidad sexual y de género.
  • Una educación inclusiva: que promueva la aceptación y el respeto a la diversidad en las aulas.
  • Leyes contra la discriminación: que sancionen cualquier tipo de discriminación por motivos de orientación sexual y de identidad de género.
  • Reconocimiento legal de la identidad de género y la protección de los derechos de las personas trans
  • La importancia de seguir luchando por la igualdad

    A pesar de los avances, la discriminación y la violencia hacia el colectivo LGTBI siguen presentes en nuestra sociedad. Por ello, es fundamental seguir luchando por la igualdad y el respeto a la diversidad, y avanzar hacia una sociedad más inclusiva y justa para todas las personas.

    Artículos relacionados