cuál es la capital de la república checa

La capital checa Praga economía demografía y fascinante historia

La ciudad de Praga, también conocida como Praha en checo y Prag en alemán, es la capital de la República Checa y de la región de Bohemia. Emplazada junto al río Moldava, cuenta con una población de aproximadamente 1,36 millones de habitantes, posicionándola como la ciudad más habitada del país y la séptima de Europa Central. La población en su área metropolitana alcanza los 2,7 millones de personas. Gracias a su encanto y riqueza histórica, Praga es una de las veinte ciudades más turísticas del mundo, siendo un destino imperdible para los viajeros.

Historiaeditar

Los vestigios más antiguos en la ubicación actual de Praga se remontan al Paleolítico. Se cree que el primer asentamiento estable fue de la tribu celta en el siglo VI a.C., al sur de la actual Praga, llamado Závist. Más tarde, esta tribu fue sucedida por los germánicos y luego por los eslavos, que permanecieron desde el siglo IV, aunque durante un tiempo estuvieron bajo el dominio de los ávaros.

En la última parte del siglo IX, se fundó Praga con la construcción del castillo en la ribera derecha del río Moldava. Según la leyenda de Libuše, quien luego se casaría con Přemysl y establecería la dinastía Přemyslida. Este castillo, conocido como Vyšehrad, no es el actual Castillo de Praga, que fue construido en el lado opuesto del río.

Praga pronto se convirtió en la residencia de los reyes de Bohemia, algunos de los cuales también se desempeñaron como emperadores del Sacro Imperio Romano. En el siglo XIII, el rey Otakar II fundó el barrio de Malá Strana (lado pequeño) en el lado opuesto del río.

Transporteseditar

En Praga, hay diferentes opciones para moverse a través de la ciudad: el moderno Metro de Praga, el sistema de tranvías y autobuses, así como el funicular Petřín, el telesilla en el Zoo y los transbordadores. Estos medios de transporte están conectados bajo el sistema "Transporte urbano integrado de Praga", administrado por Dopravní podnik hl. m. Prahy, a.s. y otras empresas.

Sin embargo, el tráfico en Praga no es muy seguro, ya que la República Checa ocupa el sexto lugar en Europa por la peligrosidad de sus carreteras. Aunque el número de vehículos para uso privado ha aumentado en un 85% desde finales de los 90, aún así el 57% de la población prefiere utilizar el transporte público como medio para desplazarse por la ciudad.

Por otro lado, en las cercanías de Praga se encuentra el aeropuerto de Praga-Václav Havel, que fue inaugurado en 1937 y se encuentra a tan solo 10 kilómetros de la capital. Con cuatro terminales, aunque solo se utilizan habitualmente dos, es el aeropuerto más extenso de la República Checa. Además, es uno de los más concurridos de Europa Central y Oriental, recibiendo a 10,7 millones de pasajeros en 2021. Es también el centro de comunicaciones de la aerolínea Czech Airlines.

Geografíaeditar

Praga se encuentra en el corazón de Europa, a menos de 500 kilómetros de los mares Báltico, del Norte y Adriático. Sus coordenadas son 50 grados norte de latitud y 14 grados este de longitud. Pertenece a la Bohemia Central y ocupa principalmente la región de Poberounská soustava, y en su extremo noreste una pequeña parte del área de Česká tabule.

Praga está desplazada al noroeste del centro geográfico del país en la República Checa. La erosión y los procesos de sedimentación en ambos márgenes del río Moldava son los principales causantes del relieve de la ciudad. Alrededor del río y sus afluentes hay unas pendientes relativamente escarpadas que terminan en forma de planicie al alcanzar cierta altura. Las pendientes pronunciadas se producen en la ribera occidental del Moldava. La altitud máxima de la ciudad es de 399 metros, en el barrio de Zličín, al oeste de la ciudad, y la altitud mínima es de 177 metros.

El río Moldava (Vltava en checo) atraviesa Praga, dividiendo la ciudad de sur a norte. El Moldava es un río muy caudaloso, incluso aún más que el río Elba (Labe en checo), a pesar de que es afluente de este último.

Turismoeditar

Praga es una ciudad mundialmente conocida por su belleza y su riqueza histórica. En 2004, fue la sexta ciudad más visitada de Europa, detrás de Londres, Paris, Roma, Madrid y Berlín. Según un estudio reciente, en 2006 fue la vigésima ciudad más turística del mundo. La mayoría de los atractivos turísticos se encuentran en los barrios del casco histórico: Hradčany, Malá Strana, Staré Město y Nové Město. En el año 2015, los hoteles comenzaron a cobrar una tasa de estancia de 0,60 € por día.

Además de esto, Praga cuenta con otras grandes atracciones turísticas como los Jardines del Castillo, el Palacio Salm, el Palacio Schwarzenberg, el Palacio del Arzobispo, el Palacio Sternberg, el Palacio Toscano, el Palacio Černín, el Santuario del Loreto y la Iglesia de San Juan Nepomuceno.

La zona de Malá Strana, también conocida como el Lado Pequeño o Barrio Pequeño, se encuentra al lado del Barrio del Castillo y está repleta de impresionantes palacios, iglesias y plazas que surgieron de la nobleza del imperio. Algunos de los monumentos más importantes son:

Praga Un Recorrido por el Cambiante Siglo XX

En el año 1918, al finalizar la Primera Guerra Mundial, el Imperio Austrohúngaro se hundió y como resultado surgió un nuevo estado llamado Checoslovaquia, con Praga como su capital.

No obstante, en marzo de 1939 la ciudad de Praga fue sometida por las fuerzas militares nazis, y se estableció un protectorado bajo su dominio. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la historia de Checoslovaquia continuó bajo un régimen comunista.

En el año 1968, en un intento por desafiar al comunismo y en sintonía con el movimiento del Mayo del 68 francés, los checos se embarcaron en la llamada "Primavera de Praga", liderada por Dubček. Buscaban un "Socialismo con rostro humano", pero este camino no fue comprendido por el poder de la Unión Soviética, que lo aplastó con la intervención del Pacto de Varsovia. Se debe destacar que Rumania, debido a su postura opositora, ganó cierta notoriedad en Occidente gracias a su presidente Ceaucescu, pero su imagen se desmoronó cuando el dictador cayó en desgracia y se difundieron imágenes impactantes en todo el mundo.

La Revolución del Terciopelo

En el año 1989, en la ciudad de Praga, se dio inicio a un importante movimiento en medio de la crisis soviética que sería conocido como la Revolución de Terciopelo. Este movimiento logró obtener la tan deseada independencia de la Unión Soviética. Fue el 17 de noviembre, fecha que desde entonces ha sido celebrada como día festivo nacional en la República.

La ciudad de Praga fue testigo de un momento histórico en 1989. Aprovechando la difícil situación que atravesaba la Unión Soviética, se inició un movimiento que pasaría a ser conocido como la Revolución de Terciopelo. Su objetivo era claro: conseguir la independencia de la URSS. Finalmente, el 17 de noviembre se logró la tan ansiada libertad, convirtiéndose en un día de gran importancia para la República, celebrado hoy en día como fiesta nacional.

Fue en el año 1989, en la cautivadora ciudad de Praga, donde se dio inicio a un movimiento que marcaría un antes y un después en la historia. Aprovechando la crisis soviética, se gestó la Revolución de Terciopelo, que con valentía y determinación, logró obtener la independencia de la Unión Soviética. Desde aquel memorable 17 de noviembre, fecha que pasó a ser día de fiesta en la República, este acontecimiento ha sido recordado y celebrado.

Artículos relacionados