blog segunda oportunidad deudas publicas

La ley de segunda oportunidad tu salvavidas ante deudas en el blog de expertos

¿Pueden las personas físicas liberarse de sus deudas a través de la Ley de Segunda Oportunidad? Este mecanismo aplicado para permitir un nuevo comienzo libre de cargas financieras, ¿abarca también las deudas con el organismo tributario de Hacienda?

La importancia de confiar en abogados expertos en la ley de la segunda oportunidad

Muchos deudores se enfrentan con la duda de cuándo prescribirá su deuda con hacienda. Según la ley, esto ocurre después de cuatro años contados desde el último día del plazo para presentar la declaración o autoliquidación. Sin embargo, este plazo puede interrumpirse si la Administración inicia acciones de investigación o reclamación.

En lugar de esperar a que la deuda prescriba, algunos optan por un aplazamiento temporal. Este trámite consiste en solicitar un retraso en el pago de la deuda, siempre y cuando se justifiquen los motivos por los cuales no se puede realizar en el plazo establecido. Sin embargo, este aplazamiento conlleva el pago de intereses y, en caso de incumplir nuevamente con el pago, se iniciará un procedimiento de apremio que puede llevar a más impagos.

Estas soluciones no solucionan el problema en su raíz. La mejor opción es intentar llegar a un acuerdo extrajudicial o activar la Ley de Segunda Oportunidad, que permitirá desbloquear la situación económica del deudor y aumentar sus posibilidades de prosperar en un nuevo empleo o negocio. Para llevar a cabo estas acciones, es recomendable contar con abogados especializados en esta ley.

Estudio de viabilidad GRATUITO

La Ley de la Segunda Oportunidad: una alternativa para enfrentar las deudas

En el ámbito del derecho concursal, la Ley de la Segunda Oportunidad surge como una herramienta legal para reestructurar o cancelar las deudas de personas físicas y autónomos.


Esta ley, aprobada el 26 de septiembre del 2022, establece límites para la cancelación de deudas con Hacienda y la Seguridad Social. De acuerdo a estos límites, sólo es posible cancelar hasta 10.000 euros de deuda con cada una de estas entidades. Si la deuda supera esta cifra, el juez no puede contemplar un plan de pagos.

Respuestas a las interrogantes más comunes acerca de la Legislación de Reinicio Financiero

La Ley de la Segunda oportunidad es una herramienta legal que brinda ayuda a las personas físicas y a los trabajadores autónomos para superar una situación de sobreendeudamiento.Ajustando las deudas a las posibilidades económicas reales del deudor, gracias a esta ley se pueden reestructurar y reducir las mismas, y en el mejor de los casos, incluso dejar de tener que pagarlas.El 26 de septiembre del 2022 entró en vigor la nueva Ley Concursal, que supone una reforma estructural del sistema de insolvencia actual. Esta recién aprobada ley trae importantes modificaciones que impactarán en la gestión de las deudas y la protección de las personas ante situaciones de insolvencia.

Cuál es el alcance máximo de la cancelación de deudas tributarias


Existe otra restricción importante a tener en cuenta, contemplada en el apartado 3 del artículo 489 de la Ley Concursal. Esta disposición establece que únicamente se puede cancelar este tipo de deudas en la primera solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho, quedando excluidas las exoneraciones posteriores.



Esto significa que si es la primera vez que te acoges a la Ley de Segunda Oportunidad, puedes lograr la eliminación de tus deudas con Hacienda y la Seguridad Social, con los límites previamente señalados. Sin embargo, si has solicitado previamente este procedimiento, no podrás volver a hacerlo.

BORRA TUS DEUDAS Y RETOMA TU VIDA

Una oportunidad para dejar atrás la complicada situación económica.

La Ley de la Segunda Oportunidad (LSO) es una herramienta disponible para individuos y autónomos que se enfrentan a dificultades económicas. A través de la negociación con los acreedores y, en última instancia, la cancelación de las deudas, es posible superar esta situación.

Para acogerse a la LSO, es necesario cumplir una serie de requisitos. Este proceso está regulado por la Ley 25/2015 de mecanismo de segunda oportunidad y reducción de carga financiera, la cual se puede consultar en el siguiente enlace del BOE.

Aunque en España no es muy conocida, la LSO se ha utilizado durante años en Estados Unidos y otros países europeos, demostrando su eficacia. Recientemente, se han introducido tres nuevas medidas que se explicarán más adelante.

Deudas cancelables Cuáles pueden ser eliminadas

Cancelación de deudas públicas según el Real Decreto Legislativo 1/2020

En el Real Decreto Legislativo 1/2020, aprobado el 5 de mayo, encontrarás el texto refundido de la Ley Concursal, que indica que no se pueden cancelar las deudas públicas.

Es importante resaltar que, de acuerdo a esta normativa, los créditos públicos no se incluirán en ningún plan de pago y tampoco serán condonados de manera temporal.

Aunque la Unión Europea siempre ha defendido que el BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho), es decir la cancelación total de deudas impagadas, debería aplicarse también a las deudas públicas, la administración pública española no siempre ha colaborado en este aspecto.

La ley de redención una segunda oportunidad para empezar de nuevo

La Ley de la Segunda Oportunidad es una herramienta legal para ayudar a las personas físicas y trabajadores autónomos a superar situaciones de sobreendeudamiento. El objetivo es adecuar las deudas a las posibilidades económicas reales del deudor, permitiendo reestructurar y reducir las deudas e incluso en algunos casos, no tener que pagarlas en su totalidad. No obstante, las deudas con la Seguridad Social y Hacienda no pueden exceder los 10.000 euros en cada caso.

Es importante aclarar que en caso de que exista una deuda pendiente superior a dicha cantidad, el juez no establecerá un plan de pagos obligatorio.

Las bondades de la Ley de Segunda Oportunidad una mirada a sus beneficios

La ley de la segunda oportunidad brinda la posibilidad a los deudores de reestructurar sus deudas mediante un plan de pagos aprobado por un juez. Esto les permite recuperarse financieramente y vivir sin ser asfixiados durante un período determinado, dándoles una nueva oportunidad para solucionar sus problemas económicos. En caso de no tener bienes, el deudor puede solicitar la cancelación de todas sus deudas si cumple con los requisitos legales, lo que le permitirá empezar de nuevo gracias a esta ley.

Artículos relacionados